6 sept. 2009

10 Razones por las que Linux debería ser el sistema operativo de tu netbook

1. El hardware del ultraportátil
El hardware de los ultraportátiles (al menos en las gamas baratas) suele ser bastante limitado, que no quiere decir insuficiente. Linux tiene muchas versiones dependiendo de las capacidades del sistema, lo que no quita de que sea un sistema operativo a la última. Ten por seguro que una versión parcheada y preparada a última hora de Windows XP no funcionará mejor que Linux.
2. Los ultraportátiles necesitan un SO seguro
El ultraportátil está concebido sobre todo, para poder conectarse a la red en cualquier parte sin tener que cargar con un pesado maletín. La seguridad de nuestros datos es esencial, y la de nuestro equipo también. Por eso Linux es la mejor opción. Te olvidarás de los virus y de otro tipo de fallos de seguridad.
3. El escritorio es lo que cuenta
En un ultraportáil, el escritorio es incluso más importante que en uno normal. Si la pantalla ya es bastante pequeña, intentemos no dejarnos los ojos buscando iconos o leyendo textos. Mejor que eso, usa alguna distribución de Linux pensada para ultraportátiles, cuyas características y opciones están pensadas para que el funcionamiento de estos pequeñines sea óptimo. No te conformes con un cutre sistema que nunca jamás estuvo pensado para esto.
4. El ultraportátil no tiene que ser un equipo necesariamente lento
Parece que tener un ordenador con poca potencia significa inexorablemente renunciar a la velocidad y al rendimiento en pos de la utilidad y la comodidad. Esto no es así. Si tienes un ordenador con pocas capacidades, tendrás que instalar un sistema ligero, pero igual de completo que uno normal. Tu única opción como siempre, Linux.
5. Con Linux, te costará menos.
Cuando vayas a comprar el ordenador, fíjate en que el hecho de comprarlo con Linux es un ahorro directo de más de 30€ de media. Si a eso le añadimos los costes de actualizaciones, licencias etc., nuestro presupuesto aumentará de forma considerable. Mejor un sistema de bajo coste o gratis, en el que incluso las actualizaciones nos costarán cero.
6. Linux es mucho más configurable
Si instalar un Windows, tendrás un tipo de sistema, Windows. Si instalas Linux, tendrás cualquier sistema, ya que la altísima configuración de este, nos permitirá cambiar todo a nuestro antojo. Iconos, fondos, temas, e incluso el propio entorno de escritorio, pasando de uno vistoso y con efectos a uno más sencillo y ligero si así nos conviene.
7. Ganarás en velocidad
Por muy viejo o limitado que sea el equipo que te gastas, siempre tendrás la opción de un sistema operativo acorde con esas capacidades. No estarás obligado a tener un ordenador con lo último pero funcionando a velocidad tortuga, ni te verás obligado a tirarlo y comprar otro más nuevo. Fácil.
8. Hay mejoras continuas en el sistema
Linux se actualiza casi diariamente (depende de la versión). No tendrás que preocuparte por pagar nuevas actualizaciones ni descargarte manualmente la última versión de un programa determinado. Todo es automático y configurable, y por supuesto, gratis.
9. La siguiente versión del sistema funcionará en tu ultraportátil
La falsa idea de que un nuevo sistema operativo requiere un ordenador más potente hay que desterrarla. Probablemente, si instalas una distribución de Linux hoy y te funciona, te funcionarán las sucesivas actualizaciones de ese sistema por mucho tiempo. Se acabó eso de renovar el ordenador cada 3 años.
10. El soporte es mejor
Aunque parezca mentira, el soporte de las distribuciones de Linux es mejor que el de otras como Microsoft. Además de foros y guías en Internet, podrás solicitar ayuda a cualquier usuario de la red, llamar a un servicio técnico, pedir asesoramiento o incluso llevarlo a tiendas de informática, donde poco a poco, van siendo conocedores de estos sistemas. Y ojo, que no vas a tener que pagar un duro por todo esto. Simplemente es Linux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario